¿Eres responsable contigo mismo? ¿Te has preguntado alguna vez si actúas con responsabilidad? Y hablamos de responsabilidad en todos los aspectos de tu vida, con tu familia, con tus amigos, con tu entorno, con el colegio de tus hijos, con los distintos grupos a los que perteneces?… y con tu trabajo? …y con tu salud?

Apelo a esa responsabilidad en cuanto a tu participación activa en todos estos aspectos, aportando lo que mejor que sabes hacer, sin juzgar a los demás y manteniendo siempre una actitud positiva hacia lo que te rodea.

La Sociedad actual se mueve a una velocidad vertiginosa, innovaciones disruptivas se fomentan en todos los ámbitos, todo lo que hoy controlas ya es pasado, es obsoleto, ya se está modificando. Tenemos que estar al tanto de todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Esto nos obliga a mantener la atención a unos niveles altísimos, produce cansancio mental y físico, pero al mismo tiempo fomenta la creatividad, fomenta el crecimiento intelectual, está muy bien, pero…. ¿te escuchas internamente?

Quizás sientas tensión física, estrés, te encuentres bajo de defensas y bajo de energía vital. Te has parado a pensar que quizás tu cuerpo-mente está limitando la consecución de tus tareas diarias? de tus objetivos? que no te permite mantener esta vigilancia al nivel que quieres? que estás descuidando parte de tu vida?

Si estás en esta situación, ¿qué piensas? Lo sé, no tienes tiempo, tu mente no tiene ni un momento de reposo para analizar lo que estás viviendo.

Es posible que llegues a la conclusión que no puedes hacer más, ya haces todo lo posible, no depende de ti, son tus familiares, son tus hijos, son tus amigos, son tus compañeros, son tus jefes, son tus subordinados…, quienes no te dejan parar, nadie entiende lo que sucede como tú y no puedes hacer nada para cambiar su visión del mundo.

Basta! Para un segundo! echa un vistazo a tu alrededor, percibe las acciones que los demás están llevando a cabo, responsabilízate de entender la visión que los demás tienen de la situación que te rodea y siente lo que está sucediendo.

Permite que los movimientos que se producen a tu alrededor te invadan, te incluyan, no permanezcas en tu postura rígida, déjate agitar como un gran árbol firme pero flexible, percibe la buena voluntad que hay en ello, confía en lo que sucede a tu alrededor y actúa en consecuencia.

Responde a tu entorno sin crear distorsión aportando tu visión ampliada y permitiendo que los demás crezcan a tu alrededor y permítete crecer también a ti, incorporando en tu interior lo que ves.

Te lo garantizo, en ese momento se diluirán las tensiones, los rechazos, las quejas, los reproches, todo ello carecerá de sentido y tu vida fluirá hacia tus metas y objetivos, porque la clave para avanzar es no tratar de imponerse, sino aprovechar todas las sinergias a tu alcance.

FOMENTA EL COMPROMISO Y LA PASIóN A TU ALREDEDOR 

Sé responsable contigo mismo, analiza aquello que distorsiona tu vida y comprueba si está fuera o dentro de ti. Si piensas que está fuera de ti, siente si es real o lo estás creando tú, y en cualquier caso trabaja con las personas más próximas a ti para mejorarlo, desde la confianza y la responsabilidad.

Responsabilízate en disfrutar todos y cada uno de los momentos que vives, participa de los nuevos procesos que se desarrollan a tu alrededor y de los que formas parte, de los que te han pedido ayuda y de los que aún sin pedirte ayuda puedes aportar, reconoce el valor de aquellos que te rodean inmersos en acometer acciones que permiten mejorar y ponte de su lado, con humildad, con valor, con pasión, este esfuerzo te será devuelto en formato COMPROMISO.

Sé que has pasado experiencias en las que el rechazo, la injusticia, la falta de comprensión frenan tu avance, entiende que estos frenos te han enseñado a adaptarte a los distintos caminos que podemos elegir, son piedras para construir quizás un nuevo camino, responsabilízate de aprender y continua hacia tu objetivo, siempre aportando y enriqueciendo a las personas que te rodean.

Responsabilízate de crear un buen ambiente con las personas que están junto a tí, abre tu mente, tu corazón y despegarás hacia tu destino. Además, disfrutarás en el viaje!

 

 

Begoña Sánchez Aguadero. Experto en la integración de la Salud Organizacional en los Procesos de Gestión de las Empresas.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete para recibirlos directamente en tu mail

¡ME SUSCRIBO!!