Los riesgos psicosociales y el estrés laboral se encuentran entre los problemas que más dificultades plantean en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo. Afectan de manera notable a la salud de las personas, de las organizaciones y de las economías nacionales. El 25% de los trabajadores afirma que experimenta estrés, durante todo o casi todo su tiempo laboral, y un porcentaje similar declara que su trabajo tiene un efecto negativo en su salud. Estos datos los arroja el estudio elaborado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound), que analizan la prevalencia de los riesgos psicosociales en los trabajadores y examinan las asociaciones entre estos riesgos y la salud y el bienestar.

Así del documento  se desprende que los riesgos psicosociales son un motivo de preocupación para la mayoría de las empresas: casi el 80% de los directivos manifiestan preocupación por el estrés ligado al trabajo y casi uno de cada cinco considera que la violencia y el acoso son problemas importantes.  A pesar de ello, menos de un tercio de las empresas han establecido procedimientos para la prevención de este tipo de riesgos.

Si analizamos los datos en nuestro país,  un estudio de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo (AEEMT) del 2012 nos decía que hasta el 62% de los trabajadores españoles estaba más estresado que en el año anterior  y una de cada cuatro bajas está relacionada con el estrés. Como causas de este problema apuntan a la crisis, una mayor carga de trabajo, ajustes de plantilla o a la incertidumbre laboral.

La consultora BH Consulting (especializada en salud conductual para empresas) ha advertido que la situación “no parece” que vaya a mejorar “al menos a corto plazo”, estando ocho de cada 10 trabajadores convencidos de que el estrés aumentará “notablemente” en los próximos cinco años.

Los riesgos psicosociales se derivan de las deficiencias en el diseño, la organización y la gestión del trabajo, así como de un escaso contexto social del trabajo, y pueden producir resultados psicológicos, físicos y sociales negativos. Esto se traduce en las empresas en un mal rendimiento global, aumento del absentismo, «presentismo»  y unos mayores índices de accidentes y lesiones. Las bajas tienden a ser más prolongadas que las derivadas de otras causas, y el estrés relacionado con el trabajo puede contribuir a un aumento de los índices de jubilación anticipada, sobre todo en el caso de los trabajadores empleados en labores administrativas. Los costes que acarrea a las empresas y a la sociedad son cuantiosos y se han estimado en miles de millones de euros a nivel nacional.

Ante esta situación, ¿qué podemos hacer?. En España, sólo un 10% de empresas han realizado la evaluación de riesgos psicosociales. Es hora de hacer prevención!, los empresarios tienen la responsabilidad jurídica de garantizar que los riesgos en el lugar de trabajo se evalúen y controlen adecuadamente como dice la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales.  Con la adopción de un enfoque correcto, los riesgos psicosociales y el estrés laboral pueden prevenirse y gestionarse de modo satisfactorio sea cual sea el tamaño o el tipo de empresa. La gestión del estrés no es sólo una obligación moral y una buena inversión para los empresarios, sino un imperativo legal establecido en la Directiva Marco 89/391/CEE, respaldado por los acuerdos marco de los interlocutores sociales en relación con el estrés laboral y el acoso y la violencia en el trabajo.

Queda mucho trabajo por delante, desde Humanas Salud Organizacional ayudamos a las empresas a gestionar el riesgo psicosocial y promover soluciones reales y adaptadas a las empresas para que sean viables y eficaces. Cuenta con nosotros si aún no has hecho la evaluación de riesgos psicosocial! ponle freno!.

Síguenos en @HumanasSO y participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

Haz click aquí y suscribete a nuestro blog