¿Tu empresa tiene más de 50 trabajadores en plantilla? ¡Entonces necesitas un plan de igualdad!

Desde marzo de 2019 las empresas con más de 50 trabajadores contratados están obligadas a elaborar e implantar un “Plan de Igualdad”. El Real Decreto Ley 6/2019, establece la necesidad de implementar medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades en el empleo y la ocupación.

Uno de los cambios más importantes de esta ley está en el rango del tamaño de las plantillas, aspecto que muchas empresas todavía desconocen.

Otra novedad es que se crea un Registro de Planes de Igualdad de las Empresas, como parte de los registros de convenios y acuerdos colectivos de trabajo dependientes de la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social y de las Autoridades Laborales de las Comunidades Autónomas, donde las empresas están obligadas a inscribir sus planes de igualdad.

Plazo para realizar el plan de igualdad en función del tamaño de la empresa

El decreto da un plazo de tres años para que las empresas de más de 50 trabajadores elaboren y apliquen un plan de igualdad, dos años para las de 100 a 150 y un año para las de 150 a 250. Hasta ahora solo era obligatorio para empresas con más de 250 trabajadores, es decir, estas empresas ya están obligadas a tener registrado su plan de igualdad para evitar una sanción.

Te recordamos que la Inspección de Trabajo puede sancionar a las empresas por no elaborar el plan de igualdad con cuantías que pueden llegar a los 187.000 euros.

Además, también están obligadas a realizar el plan de igualdad las empresas, independientemente del número de trabajadores, si lo establece su convenio colectivo o cuando así lo determinen las autoridades tras un proceso sancionador.

¿Qué objetivos tiene un plan de igualdad?

  • Garantizar la igualdad de trato y oportunidades de mujeres y hombres en la empresa.
  • Integrar la perspectiva de género transversalmente en la cultura de la compañía y especialmente en la gestión de recursos humanos.
  • Garantizar la igualdad retributiva para trabajos de igual valor.
  • Facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de las personas que integran la plantilla, desarrollando las políticas de corresponsabilidad.
  • Favorecer el acceso e incorporación de mujeres a la empresa o a puestos de responsabilidad.
  • Utilizar documentos y formas de comunicación internas y externas no sexistas.
  • Garantizar la igualdad retributiva en áreas concretas donde se han detectado desigualdades por cuestiones de género.
  • Promover la conciliación de la vida laboral y familiar, desarrollando las políticas de corresponsabilidad en aquellas áreas donde el acceso a estas medidas es mayoritariamente femenino.
  • Promocionar la salud laboral de las empleadas públicas desde una perspectiva de género.
  • Fomentar la evaluación periódica de la efectividad del principio de igualdad en sus respectivos ámbitos de actuación.

Si necesitas que te ayudemos a elaborar tu plan de igualdad, puedes pedirnos información en igualdad@humanas.es y te asesoramos.

Mónica Seara – CEO Humanas Salud Organizacional


¿Te ha parecido interesante este artículo?

Suscríbete para recibirlos directamente en tu mail

¡ME SUSCRIBO!