El elemento fundamental de las empresas son sus trabajadores, y por tanto la motivación de éstos es una parte imprescindible para el buen funcionamiento de la empresa.

Un trabajador motivado es más eficaz y responsable, por lo tanto, dentro de cada empresa se deben desarrollar diferentes políticas para la motivación de los trabajadores. Motivar a un empleado no tiene porqué significar exclusivamente aumentarle el sueldo; hay muchas otras maneras de conseguir un ambiente laboral óptimo. De hecho, el rango salarial no es el único factor que tenemos en cuenta a la hora de elegir un trabajo u otro, sino que consideramos importante la flexibilidad, el desarrollo personal, las responsabilidades que tengamos, etc. Esto es a lo que llamamos el salario emocional.

Los expertos en el sector de la salud laboral concuerdan que hay por lo menos 7 claves fundamentales para motivar el grupo de trabajo y, por lo tanto, aumentar la productividad, es decir:

– Una buena adecuación de los empleados a su puesto de trabajo: no sólo nos interesa que el trabajador tenga conocimientos en relación al puesto de trabajo, sino que además le guste el puesto para el que va a ser contratado. Puede ser que esté capacitado para un puesto de mayor dificultad, y esto finalmente conlleve la desmotivación del trabajador por aburrimiento. También puede ocurrir al revés, en este caso caería en una situación de estrés, por no poder desempeñar la tarea que le ha sido asignada.

– Promoción de una buena integración de los nuevos empleados, consiguiendo que desde el primer momento se sientan parte de la empresa. Lo que pretendemos es fomentar un buen ambiente de trabajo, donde todos los trabajadores se sientan parte del mismo grupo.

– Es importante que tanto la empresa como el trabajador tenga unos objetivos personales y de equipo, que les haga querer superarse y colaborar.

– A pesar de que no es la única forma de motivar a los trabajadores; la realidad es que el salario de un trabajador es la forma más directa de valorarle. El salario debe ir acorde al rendimiento que genera a la empresa, de forma que éste se rija por: a mayor rendimiento, mayor salario. Para llevar a cabo esto, lo que muchas veces hacen las empresas es dar una parte del salario en variable.

– Aunque parezca evidente, cuanto mejores sean las condiciones de trabajo, mayor será la motivación de los empleados. Con condiciones de trabajo entendemos que el trabajador tenga a su disposición las herramientas necesarias para desempeñar su tarea de forma sana y en un ambiente agradable y sin estrés.

– La formación en la empresa es un elemento fundamental, ya que los empleados aspiran siempre a más; y ver que se les está formando, y que pueden hacer las cosas con mayor calidad; supone una mayor satisfacción personal.

– Evaluación del rendimiento de los trabajadores. Que éstos sean conscientes de su productividad en la empresa, les da la posibilidad de superarse.

Además de esto, como bien subraya Sandra Patricia Suarez, ingeniera de productividad y calidad que trabaja como jefe de Gestión Humana y Vinculación de la Corporación Interuniversitaria de Servicios (CIS), es importante implementar un buen trabajo en equipo ya que ofrece a la empresa y al personal la posibilidad de familiarizarse con los demás y aprender a trabajar juntos.

Hay varias maneras en las que el trabajo en equipo es importante y vital para el éxito de la empresa y para el desarrollo de cada empleado. Comprender los elementos importantes es de ayuda para el desarrollo del mecanismo de las políticas de la compañía orientadas hacia la estimulación del crecimiento del trabajo en equipo en el sitio de trabajo y, por lo tanto a un aumento consciente y sano de la productividad.

Los puntos clave del trabajo en equipo se pueden resumir fundamentalmente como sigue:

Delegación. Un equipo que trabaja bien en conjunto entiende las fortalezas y debilidades de cada miembro del equipo. Una de las ventajas de un equipo de trabajo fuerte en el lugar de trabajo es que los líderes y los miembros llegan a ser capaces de dividir las tareas para que sean realizadas por las personas más calificadas. Sin un gran trabajo en equipo puede ser difícil para los gerentes y ejecutivos determinar qué miembros del personal pueden cumplir mejor con las tareas del oficio.

Eficiencia. Los grupos de trabajo y los equipos desarrollan sistemas que les permiten completar las tareas de manera eficiente y rápida. Cuando una tarea es entregada a un equipo bien entrenado y eficiente, el ritmo de trabajo del equipo asegurará que la tarea sea completada rápidamente y con precisión. Esto permitirá a la empresa asumir más trabajo y generar más ingresos sin tener que añadir más personal. Esto llegará a ser útil cuando los equipos eficientes de diferentes departamentos trabajen juntos. Cada equipo es muy consciente de sus propias capacidades y los grupos pueden trabajar juntos de manera efectiva en comparación con los conjuntos desarticulados de empleados que no están familiarizados con la forma de trabajar juntos.

Ideas. Los equipos en el lugar de trabajo a menudo se reúnen para discutir cómo resolver los problemas de la empresa. Cuando un equipo funciona bien en conjunto permite que el personal se sienta más cómodo al ofrecer sugerencias. Los miembros del equipo se acostumbran a procesar la información con intercambios de ideas y la empresa se beneficia de la gran variedad de sugerencias que proviene de los equipos eficaces.

Apoyo. Hay retos cada día en cualquier lugar de trabajo, y un ambiente de equipo fuerte puede actuar como un mecanismo de apoyo para los miembros del personal. Los miembros del grupo de trabajo pueden ayudarse mutuamente a mejorar su rendimiento y trabajar juntos para mejorar su desarrollo profesional. Los integrantes del equipo también llegan a depender y confiar en los demás. Estos lazos pueden ser importantes cuando el equipo se enfrente a un reto particularmente difícil, o si el grupo se ve obligado a hacer frente a la pérdida de un miembro mientras está tratando de mantener la productividad.

No hay tiempo que perder.

Si quieres aumentar la productividad de tu empresa en un ambiente sano y en continuo desarrollo,  ya sabes lo que hacer… Crea un buen equipo de trabajo.

 

Síguenos en @HumanasSO y participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

Haz click aquí y suscribete a nuestro blog