Puede que os sorprenda el título de este artículo, o incluso que os genere algo de curiosidad. ¿Poliamor en la empresa? ¿Esta mujer nos va a hablar ahora de orgías en el trabajo? Bien, para los que os hayáis emocionado con esta idea deciros que no va por ahí el artículo, aunque el significado de poliamor sea tener más de una relación íntima (amorosasexual) y duradera de manera simultánea con varias personas, y con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados, no voy a hablar de la relación entre dos personas, sino de la relación pasional entre trabajadores y empresas.

Permitidme que me refiera al trabajo como una pasión, me gustaría que todos tuviésemos la valentía para trabajar en aquello que nos apasiona, considero que sería muy beneficioso para trabajadores y empresarios, lo que sucede es que nos pueden los miedos, el conformismo, y valoramos antes la “seguridad” de un trabajo estable que hacer lo que realmente nos apasiona y nos da vida. De este modo sucumbimos a realizar un trabajo “seguro” (seguridad en el sentido de cobrar una nómina, por pequeña que sea, a fin de mes) que nos consume la vida.

Ahora bien, resulta que aunque muchos renuncien a la pasión en post de la seguridad, otros buscan encarecidamente hacer lo que les gusta, lo que les apasiona…y de ellos quiero hablar, de las personas que están comprometidas con su pasión, con su talento, y por ello mismo no se comprometen con una organización en exclusiva, sino que buscan hacer lo que les gusta en varias organizaciones, colaboran y se unen a varios proyectos a los que son afines, con los que comparten valores, en el que todos ganan, y donde todas las partes son conocedoras de la existencia del otro, por eso me refería al poliamor en la empresa.

Esta situación de poliamor considero que es el futuro de las relaciones profesionales. Y digo esto porque muchas empresas aún no están preparadas para mantener la llama y la motivación de sus trabajadores, y éstos acaban desencantados, se les prometían unas cosas que después no se han materializado, y así surge la desafección del personal, se quedan en la empresa porque llevan muchos años, porque más vale conocido que malo por conocer, porque dónde van a encontrar otro trabajo con esas condiciones…vaya, lo mismo que cuando estás mal con tu pareja pero no la dejas, la costumbre hace mucho daño a cualquier tipo de relación, y así surgen los “amantes”, simplemente que esta vez el futuro de los amantes es consentido por todas las partes, y además bendecido, ya que contribuye a mantener vivas las relaciones profesionales.

Permitidme que recurra a la metáfora de las relaciones personales, no es mi idea ofender a nadie, simplemente me parece una forma muy simple de explicar que los comportamientos en lo que afecta a relaciones no distan tanto en lo profesional de lo personal, por mucho que se diga que “en casa soy de una manera y en el trabajo de otra”, y las empresas debieran tomar nota de ello. Se pierde el sentido común cuando empleamos grandes recursos en atraer talento a la empresa y después lo dejamos morir por no saber estar a la altura de lo que estos perfiles demandan, o simplemente, por no cumplir las expectativas que despertamos en ellos. A estos perfiles se le ofrecen infinitas cosas maravillosas con el fin de que se enamoren de nuestra organización, y una vez que comienzan a trabajar en ella comprueban que la realidad no es como se la habían pintado, con lo cual la desmotivación vence al más talentoso de los candidatos, y claro, después lo simple es decir que no era tan talentoso como parecía al principio.

¿No me digáis que no encontráis parecido con las relaciones amorosas? En la etapa de la conquista se despliegan todos los recursos y dotes para enamorar a nuestro amado, y cuando se ha materializado la relación muchas personas no saben mantener esa llama encendida, o se olvidan de todas esas promesas que se habían realizado para ser uno el elegido. Está claro que en ninguno de los escenarios aparentar ser quién no se es no conduce a nada bueno, cada vez se valora más la coherencia y la autenticidad en las relaciones, además de compartir un propósito, por eso, cuando esto no sucede, la rotación de personal o desmotivación se hacen patentes, es decir, me busco otro novio/a.

Los perfiles que saben lo que quieren y que son coherentes y fieles a ellos mismos buscan trabajar en lo que les apasiona, y donde se les valore precisamente por su compromiso con lo que defienden, aportando en cada proyecto/empresa lo mejor que tienen, y cómo es posible que un solo trabajo no alcance a cubrir sus necesidades básicas recurren a varios, por eso hablo del poliamor, aunque igual no es necesario acuñar ningún término para este profesional, sino entender que los modelos de trabajo se están transformando igual que las relaciones, es más, el modelo social que describía Bauman en su obra “Amor Líquido”, hablaba de esto, de la falta de solidez y calidez en las relaciones, con una tendencia a ser cada vez más fugaces, superficiales, etéreas y con menor compromiso. Y la empresa no se va a librar de esto.

Las organizaciones quieren a personas fieles y comprometidas en su trabajo, talentosas e innovadoras para poder seguir haciendo sostenible la empresa, lo que sucede es que cada vez lo “seguro” se hace más volátil, y las empresas no son capaces de fidelizar a sus conquistas. Debiéramos aprender de otras culturas,  si pensamos en los profesionales en EEUU los mejores son los que han trabajado para muchas empresas y no sólo para una, y que van de un lado a otro buscando su mejor proyecto, y no por ello se les tacha como aquí de “mal profesional” por haber tenido muchas novias/os, para ellos el poliamor en la empresa es un hecho, y aquí podríamos ganar mucho como personas, empresas y sociedad si fuésemos leales a nuestra vocación, ya que no nos condicionarían tanto esas “palabras de encantamiento” o salario, sino hacer realmente lo que nos apasiona. ¿Te atreves?

Mónica Seara. CEO Humanas Salud Organizacional

Síguenos en @HumanasSO y Facebook. Participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

¿Te gustó el artículo?

Suscríbete para recibirlos directamente en tu mail

¡ME SUSCRIBO!!