Hablemos de Porno…

Hablemos de Porno… Por no por no hacer una verdadera prevención nos encontramos como nos encontramos.

Por no hacer una verdadera prevención y según la estadística del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en 2014 se produjeron 482.578 accidentes con baja laboral, un 3,1 % más que en 2013, y además, crecieron los fallecidos en el puesto de trabajo, ya que se registraron 565 víctimas mortales frente a las 558 del año anterior.

¿Qué es lo que puede haber ocurrido cuando aparentemente estamos reiniciando una mejoría de la situación económica y cuando tenemos una legislación en materia de seguridad y salud laboral tan exhaustiva? Pues que en realidad no se hace una verdadera prevención. No hablo de seguridad en el trabajo, hablo de prevención. Prevenir es estar preparado para lo que pueda ocurrir. No solo tomar medidas para evitar el castigo en caso de accidente.

El problema importante, es que en materia de prevención de riesgos laborales el trabajo es invisible. La misión de un técnico es precisamente que no ocurra nada, Que NO HAYA accidentes. Cuando la prevención funciona, como un buen árbitro de fútbol, no se nota. Pero en cambio cuando falla todo son lamentaciones.

La verdadera prevención es silenciosa, pero por eso no debe estar relajada. Prever es mirar un poco más allá. Y poner las medidas oportunas para evitar accidentes. Un accidente lo es porque no se espera que ocurra. Si alguien, cualquier persona, sabe con total seguridad que va a ocurrir una desgracia y no lo evita cuando está en su mano, esto no es un accidente… es un intento de asesinato. Por eso la prevención es complicada. Se basa muchas veces en probabilidades. Y cuando la seguridad funciona, precisamente es cuando esa probabilidad de que ocurra un siniestro se reduce tanto, que el hecho no ocurre, por lo que la prevención pasa desapercibida, humilde y callada, y por tanto, muchas veces, olvidada.

Por no hacer verdadera prevención, tampoco tenemos en muchas ocasiones buenos equipos técnicos. Y me explico. En la prevención, siempre se busca un responsable. Los que trabajan (trabajamos) en prevención sabemos que tenemos nuestra “espada de Damocles” encima. Se juegan mucho. Es mucha la responsabilidad judicial. Por eso, ha habido bastante rotación en los puestos de prevención. Y lo peor, la prevención ha pasado a ser autoprotección. En muchos casos se han tomado medidas para estar protegido documentalmente el técnico, empresario, etc. ante la posibilidad de que ocurriera un accidente. Se ha pensado más en estar “cubierto” en caso de accidente que en evitarlo. Y esto no es verdadera prevención.

En conclusión, hablando de PORNO, POR NO… HACER VERDADERA PREVENCIÓN ESTAMOS…joooo…jorobados!!. Hagamos verdadera prevención y no lamentaremos el POR NO.

 

Vidal Garrido. ITOP, CSS y Filósofo.

Síguenos en @HumanasSO y participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

Haz click aquí y suscribete a nuestro blog