comunicación interna genera una confusión mínima