Seguro que alguna vez has escuchado esa gran frase de que “La Cultura de una empresa es su principal activo…”pues bien, la frase no termina ahí, hay una segunda parte en esta ecuación de la que casi siempre nos olvidamos “…pero también se puede convertir en un lastre para el compromiso y la productividad de las personas”.

Aunque no lo creas esto es la realidad. La cultura de una organización marca la forma de actuar de las personas que la componen. Muchos directivos desconocen cual es la cultura de su empresa y esto es porque no siempre coincide, por no decir casi nunca, con lo que dice ese famoso documento “firmado por la Dirección” donde quedan reflejados los principios y valores de la empresa.

La cultura corporativa es el resultado indirecto de una forma “consecuente” de comportarse. No es algo que se pueda reflejar en un documento para ser aceptado por imposición, no funciona de esta forma. La cultura son acciones, no palabras.

“Existe una diferencia enorme entre creer en algo y tener una declaración de misión que dice que tú crees en algo” Jason Fried & David H. Hanson

Transformación Empresarial Vs Cambio Cultural

Los cambios son exponenciales y ese periodo de aceleración ya lo estamos viviendo en el presente. Nos obligan a saber muchas más cosas y a estar en modo “aprendizaje continuo”. Si queremos adaptarnos al futuro tenemos que tomar decisiones en el presente.

El Foro Económico Mundial de Davos habla de que en los próximos 5 años el empleo y las organizaciones sufrirán la tormenta perfecta. Hasta 7 millones de puestos de trabajo “de oficina” pueden perderse por la transformación de la economía mundial debido a la automatización de procesos.

La misma fuente nos habla de que se crearán entre 2 y 2,5 millones de puestos de trabajo altamente cualificados, aunque habrá muchos imposibles de cubrir.

El papel de la confianza en la Cultura Empresarial

El futuro ya es presente y muchas organizaciones ya lo saben.  Saben que su futuro dependerá de “pequeñas” decisiones que están tomando ahora, en el presente. Cuando tomes decisiones te parecerán pequeños pasos, será el futuro el que te diga si lo que eran pequeños pasos se transforman en pasos de gigante para tu organización.

Necesitas crear un ambiente de trabajo en tu empresa en el que no haya miedo a la discusión. La mayoría de los problemas en los equipos aparecen cuando sus miembros asienten en lugar de discutir.

El papel de la confianza en el Cambio Cultural es clave. Cuando existe confianza en un equipo todos sus miembros se sienten seguros de llamarle la atención a los miembros cuando estos no actúan de forma correcta o pierden de vista los objetivos marcados.

Poder decirle a alguien que se está equivocando sin generar malestar es clave para transformar a un equipo y a una organización.

En busca del Cambio Cultural Sostenible

Muchas Pymes carecen de adaptabilidad al cambio porque son incapaces de innovar. Para innovar es necesario apostar por las personas no por los trabajadores.

“Sin innovación no hay salvación” Silvia Leal

A medida que avanzamos hacia el futuro las líneas entre sectores se hacen cada vez más difíciles de delimitar. Crece la necesidad de volver a la economía real, la economía productiva no a la especulativa.

Producir de una manera sostenible, porque las empresas no pueden crecer de una manera ilimitada, sin pagar “peajes”. Solo hace falta un poco de sentido común para gestionar las empresas.

Busca en las personas la actitud de querer hacer, no de esperar a que las cosas sucedan. La actitud importa desde el minuto uno. Os ayudará a encontrar el camino.

La parte Humana de las organizaciones está saliendo otra vez a flote. Las emociones y los sentimientos son fundamentales. La tendencia al equilibrio vida laboral-personal usando el sentido común.

Vivimos en la era en la que las nuevas generaciones quieren disfrutar de sus hijos y en la que los consumidores elegirán primero a las empresas que han invertido en ellos.

El modelo de Empresa Saludable

Hablar de Bienestar y Salud en el mundo de la empresa ya no es algo raro. Las empresas están cada vez más preocupadas por la salud en su plano más holístico. Buscan cuidar a las personas y para ello van un poco más allá de lo establecido en las normas.

Tenemos que dar “Sentido” a las organizaciones. Normalmente el comportamiento no se puede cambiar, solo cambia si deja de ser adaptativo a los contextos en los que surge. Las organizaciones están poco menos que obligadas a diseñar nuevos contextos si quieren “enganchar” a las personas que las forman.

El modelo de Empresa Saludable no es para todas las organizaciones, requiere un estado de madurez elevado en su dirección. La dirección tiene que creer y apostar por este modelo de gestión. La falta de alineación de la dirección produce un enorme desgaste en todo el proceso y termina cargándose toda la estrategia.

La implantación de un Modelo de Empresa Saludable te dará esta posibilidad de crear ese nuevo contexto que necesita tu organización, donde las personas se sientan bien y sean más productivas e innovadoras. Donde cada una de ellas pueda compartir su mayor riqueza, todo el potencial que lleva dentro.

Ya lo decía A. Einstein “Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”. Enfréntate a los cambios hoy para ser mejor en el futuro.

Javi Martínez. Gestor Identidad Digital Humanas Salud Organizacional

Síguenos en Twitter Facebook. Participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

¿Quieres suscribirte gratuitamente a nuestro Blog?

Suscripción