Hoy vamos a hablar de un término del que seguramente ya has oído hablar más de una vez, la “Esquezofrenia” y su relación con nuestra salud. Cuando hablamos de la enfermedad de las excusas es importante que no la veamos como algo normal ya que para nosotros es como un limitador, no solo nos ancla a nuestra zona de confort haciendo que nuestro nivel de rendimiento sea constante sino que también bloquea nuestra creatividad.

Seguramente, en algún momento de tu vida, alguna de estas excusas han salido de tu boca: “es que no tengo tiempo, es que no tengo ropa limpia, es que hace frío, es que ya entrené ayer, es que tengo agujetas, es que me duele la cabeza, es que es Viernes, es que…es que, qué?”. Cuando unimos en la misma frase la “Esquezofrenia” con vida activa y saludable es cuando identificamos que tod@s en algún momento la hemos sufrido.

¿Cuál va ser la próxima excusa para no empezar una vida activa y sana?

¿No te das cuenta que pierdes más tiempo inventándote una buena excusa para no empezar desde hoy mismo a ser consciente de la importancia de tu salud? Las excusas que suelo escuchar para no cuidarse son variopintas y algunas incluso graciosas.

Aquí el top de las mejores excusas que he escuchado.

  • “Es que el cuerpo me pide comer… Y si el cuerpo lo pide, por algo será”
  • “No voy a tirar la comida, no están las cosas para desperdiciar alimentos”
  • “Tampoco estoy tan mal, si son sólo unos kilitos… Hoy me lo como, tampoco es para tanto”
  • “Empezaré el lunes, porque el domingo tengo un cumpleaños”

¡No quiero escuchar más excusas! ¡De verdad, debemos obligarnos a pasar más tiempo en la zona de aprendizaje y ampliar nuestra visión del mundo. Esto nos ayudará a gestionar el cambio y nos dará una nueva visión de la realidad, mostrándonos todas las oportunidades que hay en ella.

¿De qué nos sirven todas nuestras excusas para conseguir nuestros objetivos? Ser consciente de tus patrones de conducta es una buena forma de empezar a reprogramar tu día a día y mejorar así tu calidad de vida. Si tu excusa es la de falta de tiempo, es muy fácil derrumbarla.

¿Hace falta tiempo para tener hábitos de vida saludables?

Piensa que en el supermercado tardas lo mismo en comprar unas verduras que bollería. Otra de tus excusas puede ser que las dietas no te funcionan, ¿a qué dieta te refieres? ¿A las dietas milagro? Eso no existe. Para mi dieta es igual a sacrificio, y si no se cumple eso se convierte en frustración. Es imposible sacrificarnos toda una vida. No podemos frustrarnos de esa manera y todo por no ser capaces de seguir una dieta estricta, lo que debemos hacer es aprender a comer bien de forma sostenida y equilibrada. ¿No es eso más fácil? Ten en cuenta que las excusas solo nos limitan en la consecución de nuestros objetivos.

Debes desterrar de tu cabeza la típica frase pre-operación bikini: “Quien algo quiere, algo le cuesta” como detractora del “Para presumir, hay que sufrir”.

Ya sufrimos demasiado en la vida como para estar autocastigándonos restringiendo nuestras comidas. Aprende a comer, conoce que nutrientes necesita tu cuerpo, aprende a equilibrar tus comidas. Se puede comer de todo mirando las cantidades que ingieres.

El cambio de hábitos para la salud

Otra buena excusa es la de que “es muy difícil cambiar de hábitos…” No es que sea difícil, es que nosotros lo hacemos difícil. Solo se necesitan ganas de querer cambiar para adoptar un hábito, aunque debo de decirte que existen otros muchos factores que van a interferir en tu cambio: autocontrol, constancia, vivencias, factores mentales, fisiológicos e incluso neurológicos.

Antes de empezar a cambiar, tomate tiempo para conocerte y saber qué es lo que te afecta y las razones por las que quieres cambiar.

Si tienes una relación concreta con la comida, como por ejemplo si comes para calmar tu ansiedad o estrés…debes de entender y aceptar tus emociones y eso te ayudará a manejar tu comportamiento y a saber bajo qué circunstancias eres más vulnerable. Te aconsejo poner un stop a ese mal hábito ya que comer emocionalmente no es una buena solución a tus problemas, lo mejor es buscar el origen de la emoción: ¿Qué es lo que hace que estés triste, enojado o ansioso constantemente?

Busca las causas, solo conociéndote mejor podrás encontrar la manera de combatir la “Esquezofrenia“.

¿Cómo combatir la esQUEzofrenia?

Para avanzar tendrás que conseguir que tu motivación gane la partida a tus miedos, tu parte reactiva luchará continuamente contra tu parte emocional. A continuación te dejo 7 tips que debes tener en cuenta a la hora de construir tu estrategia de vida activa y saludable, si realmente quieres algo encontrarás la manera:

  1. Tú puedes gestionar mejor tu tiempo.
  2. Tú puedes aumentar tu autoestima cuidándote con una buena alimentación y con tan solo 30 minutos de actividad física diaria.
  3. Tú puedes disfrutar de llevar una vida activa, sana y positiva.
  4. Tú puedes mejorar tu salud y sentirte mejor.
  5. Tú puedes liberarte de las dietas temporales, y adoptar hábitos de vida saludables y placenteros.
  6. Tú puedes liberarte de las excusas.
  7. Las excusas son solo creencias que nos limitan, aprendizajes adquiridos a lo largo de nuestra vida que solo nos anclan a nuestra zona de confort. Creer en ti es necesario para lograr el cambio.

Y termino el post con esta comparación:

La persona que quiere hacer algo siempre encuentra la manera.La persona que no quiere hacer algo siempre encuentra una excusa.

Y es que…es que, qué? ¡Tu lugar es aquí y tu momento es ahora! ¿A qué esperas?

Judit Sánchez Serra. Healthy Living Influencer en Humanas Salud Organizacional & Blogger de Addictissima

Haz click aquí y suscríbete a nuestro blog