Sabemos que la unión hace la fuerza. Pues también crea impacto positivo en la sociedad. ¡Y la sociedad somos todos!

Oigo a veces decir a mi alrededor “estoy sol@”. Pero no. Nunca estamos solos por más que lo intentemos. Si bien a veces estamos tan encerrados en nosotros mismos que no nos damos cuenta. Pero o bien nos influyen o bien influimos en los demás. Constantemente estamos inmersos en multitud de interconexiones y de transferencias.

¿Cómo es nuestro impacto en la sociedad?

Estas relaciones que establecemos diariamente con nuestros compañeros, con nuestros superiores, con los clientes y con las comunidades de nuestro entorno son las que generan impacto en la sociedad en general. Y este impacto puede ser positivo o negativo.

Si ejercemos un impacto positivo, nuestro entorno fluye. Compartiremos lo que sabemos hacer en aquellas áreas en las que participemos, en los centros escolares donde van nuestros hijos, en la comunidad de vecinos donde vivimos, en las asociaciones a las que pertenecemos por nuestras aficciones, disfrutaremos de las relaciones y se creará un ambiente cálido y enriquecedor.

Si el impacto es negativo, todo a nuestro alrededor se volverá limitante, los juicios y las quejas serán la tónica habitual y las relaciones serán tóxicas, nos harán empequeñecer.

La unión en la empresa

En Humanas Salud Organizacional apostamos por la unión enriquecedora, por potenciar el valor de la responsabilidad como punto de conexión entre los integrantes de los equipos. Aunamos esfuerzos en la creación de organizaciones repletas de buenos ciudadanos, que colaboran y se comprometen con ellos mismos y con su entorno.

En las empresas la unión permite multiplicar exponencialmente los beneficios de la colaboración y la agilidad interna. Se puede crear una red de equipos con un enfoque global, interdependiente, con sinergias. Así, se garantiza la sostenibilidad de las acciones que desarrollan y las relaciones que mantienen dentro y fuera de la organización

La unión permite afrontar los cambios de manera suave, óptima, sin resistencias, con el poder que da saberse respaldado y soportado.

La comunicación continua que proporciona la unión favorece el acceso a la información en todos los sentidos en la organización. Permite crear trasvases de conocimiento de forma natural e integrar las nuevas generaciones con aquellas de más experiencia. También permite enriquecerse con elementos externos complementarios sin reticencias, aportando de nuevo cada uno lo que mejor sabe hacer, en armonía, poniendo al servicio de la organización su conocimiento y experiencia (obtenido dentro y fuera de la empresa).

Equipos unidos

El vacío de liderazgo detectado en la sociedad se va rellenando día a día por empresas humanas, saludables y conscientes. ¿Cómo? Vigilan las expectativas de sus clientes y aportan a la sociedad lo que demanda, involucrando para ello a sus mejores embajadores: sus empleados y colaboradores. Ellos, unidos, crean impacto positivo.

La participación sana y positiva de los equipos a todos los niveles de la organización permite compartir inquietudes. De esta forma, podemos conocer riesgos en materia de diversidad, desigualdad, cambio climático, desempeño, innovación, tendencias… Además, permite el diseño e implantación de planes de acción de forma ágil. Esto se explica por se minimiza el rechazo a los cambios, empleando las nuevas capacidades y habilidades sociales de los integrantes de la organización.

La importancia de la gestión humana

El desempeño de la organización se supedita al desempeño del equipo, de cada uno de los  individuos que lo conforman y la conexión establecida entre ellos. Es como una red de sensores periféricos distribuidos que remiten información a nodos o puntos concretos del sistema, que será quien tome las decisiones oportunas, a mayor o menor nivel. Para garantizar que estas decisiones se toman en base a evidencias reales, la transmisión de esta información debe ser lo más sana posible, basada en conexiones, en uniones limpias. De lo contrario, la organización no estará atendiendo a la realidad y se hará insostenible.

Para conseguir todo ello es necesario disponer de organizaciones líderes en gestión humana. Organizaciones con líderes comprometidos con el cambio. Líderes que garanticen una participación activa de todos los componentes de la organización y que instauren buenas prácticas saludables que permitan la unión sana entre los componentes de la misma. Esta es la garantía de éxito.

En Humanas sabemos cómo llevarlo a cabo. Te ayudamos a analizar tu situación de partida, a definir tus objetivos y te acompañamos en el desarrollo de tu visión. Y no menos importante: te garantizamos la fuerza necesaria para ello y el impacto positivo. La unión la pones tú. ¿Hablamos?

Begoña Sánchez Aguadero – Experta en la integración de la Salud Organizacional en los Procesos de Gestión de las Empresas


¿Te ha parecido interesante este artículo?

Suscríbete para recibirlos directamente en tu mail

¡ME SUSCRIBO!