¿Habéis oído hablar de las oficinas pet friendly? Esta tendencia comienza a coger auge alrededor de todo el mundo. Son las oficinas en las que los trabajadores pueden llevar a sus mascotas al trabajo. También lo llaman conciliación animal.

En fin, aquí todavía nos peleamos por conciliar, o por tener guarderías en las empresas, pero no por ello dejemos de ser cool y apostemos por la conciliación animal.

No os engañéis con esta ironía. Yo soy una gran amante de los animales. Siempre he tenido gatos y perros. Y ahora que vivo en el campo convivo con 4 gatos, 1 perro, 9 pollos y 11 gallinas, además de todos los animales que viven por aquí. Estos son los domésticos, es decir, a los que alimento… bueno, a las gallinas y a los pollos solo cuando no está mi padre, que hago las funciones de CEO del gallinero.

Digamos que en el tema mascotas tengo experiencia y por eso me animo a escribir este artículo. Y sí, con cierto espíritu crítico, porque aún sabiendo lo reconfortante que es acariciar a un gato o a un perro, y jugar con ellos, otra cosa es llevarlos al trabajo.

Mi compañero «Minino»

Tuve un gato durante 12 años. Recorrió conmigo media España. A cada obra que me destinaban él se venía conmigo, y era conocido por mis compañeros, “Minino”. A veces llegaba un poco tarde a trabajar porque no me dejaba salir de casa. Tenía un ritual de juegos cuando me levantaba, y como me lo pasaba de risa con él, pues se me iba la hora…Y sí, era un gran maestro para aplacar mi estrés, pues los gatos son tan pesados que o los rascas, o los rascas, y mientras lo haces ves cómo te vas calmando, es relajante.

Muchas veces pensé «este gato quedaría bien en la oficina», porque era muy dócil y se daba muy bien con la gente. Pero es un gato, ya sabéis, andaría por encima del teclado, se comería todos los papeles que salgan de la impresora, mordería los bolígrafos, jugaría con las gomas, etc. Pensar que un gato se quedaría quieto es no conocer a estos felinos.

Otra cosa son los perros. Si están bien educados es posible que aguanten tumbados a tu lado mucho tiempo, sin ladrar ni gemir. Cada uno sabrá lo que tiene y si es posible convivir con esa mascota en un espacio compartido con otros compañeros o no.

Beneficios de una empresa pet friendly

Evidentemente, las primeras empresas en permitir que el empleado vaya con su mascota son aquellas que venden productos para mascotas. Nestlé-Purina puso en marcha el programa «Pets at Work» (mascotas en el trabajo) en sus oficinas de Argentina, España, Australia y Estados Unidos.

Esta empresa encargó un estudio a IPSOS en el que concluía que el 74% de los trabajadores españoles estarían encantados de llevar a sus mascotas al trabajo. Además, un 36% de los encuestados dan más importancia a este beneficio que a tener un coche de empresa o descuentos en comida.

También se identificaron algunos beneficios que genera la presencia de mascotas en el lugar de trabajo, como la eliminación del estrés y el aumento de la satisfacción laboral para todos. De este modo, se combate el absentismo laboral y el cansancio extremo. También se puede tener una mayor interacción con los compañeros de trabajo puesto que las mascotas animan a participar a los más tímidos hablando con un compañero sobre experiencias referidas a su mascota.

Para muchos empleados, el poder llevar a sus mascotas a la oficina es un beneficio, ya que el tenerlas cerca les ayuda a sentirse relajados y felices. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta que puede haber personas que no sientan afinidad hacia los animales o sean alérgicos a alguno de ellos, por lo que habría que hacer un buen estudio antes de implementar este modelo pet friendly en la oficina.

Como os decía antes, veo más fácil una dog friendly que una pet friendly. Pero claro, incurriríamos en cierta discriminación hacia las personas que tienen otras mascotas que no sean perros. En cualquier caso, considero que aún apostando por este modelo de oficina pet friendly como cultura corporativa, deben estudiarse previamente la acogida de esta medida entre los trabajadores.

¿Cómo ser una empresa pet friendly?

Si quieres ser una empresa pet-friendly, puedes seguir algunos de estos consejos que nos dan desde Job Today en su guía Hakuna Matata: La felicidad de llevar tu mascota al trabajo.

Nosotros además os dejamos algunas normas de buena convivencia en una oficina pet friendly.

  • Las mascotas deberán permanecer junto a su dueño en todo momento.
  • Deberán estar sujetas mediante collar o pretal y correa.
  • Se recomienda el uso de chapita identificatoria.
  • Los animales deben estar libre todo tipo de parásitos.
  • La mascota debe tener el plan sanitario al día.
  • Se debe controlar al animal en caso de que se altere. Si la mascota es agresiva se utilizará bozal.

Recordemos que la innovación siempre debe ser una mejora para todos. Si no ves claro la oficina pet friendly como mejora para el empleado, quizá no sea la mejor opción para tu empresa. Puedes valorar otros beneficios sociales que sí importen a tu equipo. Si deseas valorar otras medidas de gestión de personas y empresa humana y saludable puedes consultar con nosotros.

Mónica Seara – CEO Humanas Salud Organizacional


¿Te ha parecido interesante este artículo?

Suscríbete para recibirlos directamente en tu mail

¡ME SUSCRIBO!