Hoy hablaremos de conciliar, de mantener un equilibrio entre nuestra vida personal y profesional, de pasar tiempo con nuestros hijos, familia, amigos, y también tiempo con nosotros mismos. Antes de seguir me gustaría que te plantearas si puedes conciliar de verdad.

Tengo el privilegio de poder llevar y recoger a mi hijo al colegio la mayoría de los días. Por las mañanas la imagen más común son padres o madres que llevan a sus hijos en coche al colegio para luego poder ir a trabajar. No podría asegurar el porcentaje de padres, pero hay bastantes, lo que lleva a suponer que en muchas empresas ya existe flexibilidad horaria para entrar al trabajo.

Sin embargo, al medio día y por las tardes la situación cambia, la mayoría son abuelos y madres que trabajan media jornada, y sólo algún padre se deja caer a esas horas.

Puedes conciliar gracias a los abuelos

¿Les gustaría a muchos padres poder ir a recoger a sus hijos más a menudo? Seguro que sí. Sin embargo, sigue siendo lo más habitual que sea la madre quién reduzca su jornada laboral para conciliar o incluso renuncie a su carrera profesional, o se recurra a los abuelos los que tienen la suerte de tenerlos cerca.

Los primeros años de guardería o de escuela los niños en general suelen enfermar frecuentemente hasta inmunizarse, y sin ser de ninguna gravedad supone en la mayoría de los casos hasta una semana en casa. Si ambos cónyuges tienen que trabajar, quedan dos opciones, pagar una canguro y dejarse medio salario o los queridos abuelos.

¿Qué hacemos cuando los horarios de salida laboral no se adaptan al horario del colegio? Existe ese gran “apoyo”: las extraescolares. Así se ven niños de apenas 3 años apuntados a todas las extraescolares para poder conciliar.

Estos niños que hoy sobrecargamos o que los abuelos educan, que aun con toda su buena voluntad acaban traspasándoles todas sus viejas creencias limitantes e inconscientes, serán los futuros líderes de nuestras empresas, los que marquen el rumbo de la sociedad y consigan crear algo nuevo o seguir imitando viejos patrones.

La responsabilidad de plantearse un cambio por parte de toda la sociedad; empresas, educación y estado, debemos tenerla muy presente si queremos que las cosas sean diferentes en algún sentido.

¿Qué buscamos con la conciliación?

Buscamos dedicar tiempo a lo que para cada uno de nosotros es importante. Que la balanza mantenga un sano equilibrio entre lo personal y lo profesional. Englobando en lo personal la familia, los hijos, las relaciones sociales y nosotros mismos.

Queremos terminar el día con la sensación de que nuestras acciones y decisiones están alineadas con lo que nos hace felices. Si tenemos hijos voluntariamente lo más probable es que queramos disfrutar y pasar tiempo con ellos, no hacerlo nos hará sentirnos angustiados y tristes, del mismo modo que si no dedicamos tiempo a nosotros mismos y nuestros hobbies.

Entonces pregúntate ¿qué quieres en realidad? y ¿qué te lo impide?

Si queremos ser felices y dedicamos el tiempo a las cosas o personas que nos hacen felices, sentiremos que estamos conciliando.

¿Qué implica esto? Implica elegir. En toda decisión debemos decir Sí a unas cosas y No a otras. Pero no elegir desde el miedo a ser despedido, a caer en prototipos, o desde la resignación de pensar que no se puede hacer otra cosa, sino desde el autoconocimiento y la plena consciencia.

Si aceptamos un puesto de responsabilidad que sea porque nuestro principal valor es el liderazgo, porque si es la libertad más nos vale estar en una empresa muy flexible y que facilite el teletrabajo o acabaremos encorvados soportando el peso en nuestros hombros de una responsabilidad no deseada.

 ¿Existe la posibilidad de una verdadera conciliación?

En mi opinión la ley no ayuda demasiado.  La baja por maternidad la considero muy corta, pero reconozco que para la empresa no es fácil tener que reemplazar a alguien que ya tiene una formación para ese puesto y una experiencia, de ahí que muchas veces el trabajo acabe repartiéndose entre los mismos compañeros sobrecargándolos, creando conflictos y mal clima laboral. Esto acaba pasando factura a la mujer y a los compañeros. ¿Nos extrañamos que cada vez tengamos menos hijos por familia?

Afortunadamente además de los abuelos, ya existen empresas con una visión diferente que han decidido cambiar hábitos para facilitar a sus empleados la conciliación familiar.

El teletrabajo, la flexibilidad horaria, guarderías dentro de la empresa son algunas de las acciones que han llevado a cabo. Los líderes de algunas empresas que ya lo están haciendo como Infojobs, KH7, Lidl, Barcelona GSE nos han contado sus experiencias en el evento Healthy Humans que se celebró el pasado miércoles 14 de diciembre.

“Si el objetivo más profundo de todos es ser felices, pongamos la felicidad de las personas como pilar desde el que producir, crear y prosperar”.

Ana Madrazo. Transhumanist Consultant en Humanas Salud Organizacional

Síguenos en Twitter Facebook. Participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

¿Te has perdido la jornada Healthy Humans?

VER AQUÍ