Seguro que alguno de vosotros, cuando ha montado un proyecto, ha escuchado en más de una ocasión el típico consejo de “rodéate de los mejores“, y es cierto que un buen líder de equipo debe rodarse de los mejores, pero ¿qué implica esto?.

Hay una película que me gusta mucho, “Moneyball: the art of winning an unfair game…” Está basada en hechos reales, y nos demuestra, ¡que las reglas de juego se pueden cambiar! Simplemente hay que pensar y actuar de forma diferente. Montar un equipo de  béisbol con un presupuesto escaso y competir en las grandes ligas de béisbol Americano no es tarea fácil. Lo mismo sucede con un equipo de trabajo. Pero la habilidad del líder es sacar lo mejor de cada componente de su equipo.

Un ejemplo: en la película se ve cómo el proceso de selección difiere del tradicional fichaje realizado por ojeadores, y se basa en un modelo estadístico. No son los mejores jugadores. La mayoría son desechados por los ojeadores, ellos utilizan el viejo paradigma lleno de prejuicios y creencias que lo único que consiguen es infravalorar a las personas… Pero en este caso, el líder impone su visión y selecciona a los mejores en algo, y, ¡¡la suma hace que construya un equipo triunfador!!  Ganan 20 partidos consecutivos, estableciendo el récord de la Liga Americana. Este hecho cambia las reglas del juego, demuestra que un equipo con escaso presupuesto también puede triunfar, y obliga a los equipos con mayor poder adquisitivo a replantearse sus estrategias.

Un líder cuando monta un equipo puede encontrarse dos hándicaps, uno, que no tenga suficiente dinero para contratar a los mejores, y esto, sin duda, seguro que nos ha sucedido más de una vez. Y dos, que no sea él directamente quién contrate, que se encuentre el equipo ya montado, por lo que puede tener a personas que no respondan a “lo mejor” que él necesita, pero que en cualquier caso deberá trabajar con ese equipo.

En cualquiera de estos casos, y es sensato pensar que no todas las empresas pueden fichar a los mejores pues a fin de cuentas los presupuestos ilimitados no se escuchan demasiado en las compañías, debemos saber motivar como líderes a nuestro equipo y sacar lo mejor de cada miembro del mismo, para que de este modo multiplicar todos los esfuerzos en pos de conseguir una meta.

Cuando no podemos contratar a los mejores, ya que este sencillo consejo de fichar a los mejores muchas veces no es fácil de aplicar, sucederá algo extraordinario:  ¡que cualquier equipo sacará de un buen líder lo mejor! Porque la capacidad de liderazgo estriba en conseguir lo mejor con el equipo que tienes. Saber motivar, acompañar, formar, escuchar, dejar hacer…y crear así un equipo triunfador como nos muestra esta película.

Así que igual deberíamos reformular esta cuestión de otro modo. ¿Eres tú un buen líder para construir el mejor equipo? Porque una cosa es segura, si demuestras ser un buen líder, los mejores querrán trabajar contigo. Esto sucede en la película, en la historia real…pero ese camino de demostrar que las cosas se pueden hacer de otro modo primero pasa por ti, el liderazgo debe ser transformador. Es el líder el primero que tiene que creérselo, por eso, si quieres estar rodeado de los mejores, primero sé tú el mejor, inspira a otros con tus acciones, y así los demás querrán trabajar contigo.

Mónica Seara. CEO Humanas Salud Organizacional

Síguenos en @HumanasSO y participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

Haz click aquí y suscribete a nuestro blog