¿Sabemos ver el talento?