“Mil formas de definirla alrededor del mundo, un solo gesto que la hace real y la transmite a cualquier persona sin importar etnia o raza”

Lumturi, zoriontasuna, шчасце, sreća, щастие, felicitate, sreća, štěstí, lykke, geluk, õnn, onnellisuus, Bonheur, felicidade, Glück, Ευτυχία, boldogság, hamingja, sonas, felicità, laime, laimė, среќа, kuntentizza, lykke, szczęście, felicidade, fericire, счастье, срећа, šťastie, sreča, felicidad, lycka, щастя, hapusrwydd, גליק, Երջանկություն, xoşbəxtlik, সুখ, 幸福, 幸福, ბედნიერება, સુખ, सुख, kev zoo siab, 幸福, ಸಂತೋಷ, Бақыт, សុភមង្គល, 행복, ຄວາມ​ສຸກ, സന്തോഷം, आनंद,аз жаргал, ပျော်ရွှင်မှုကိုရ, आनन्द, සතුට, Хушбахт, மகிழ்ச்சி, ఆనందం, ความสุข, خوشی, Baxt, sự hạnh phúc, سعادة, אושר, شادی, Mutluluk, Geluk, chimwemwe, farin ciki, obi ụtọ, thabo, farxad, furaha, idunu, injabulo, Kalipay, kaligayahan, kebahagiaan, rasa seneng, fahasambarana, kebahagiaan, te oaoa, feliĉo, kontantman, beatitudinem.

Lo que ves aquí son 80 formas de nombrar a la misma realidad. Detrás de todos estos símbolos y fonemas, se esconde la evocación emocional en cada idioma de esa emoción de plenitud, relajación, paz, alegría, activación, realización, sentirse vivo, conectado, auténtico, alineado con tus valores… algo que todos, en mayor o menor medida, hemos  vivido en algún momento a lo largo de nuestra vida. Algo muy Humano.

Sin duda es el valor final más codiciado de la historia de la humanidad, de hecho muchos consideran que es el sentido de la vida en sí mismo. El problema recae en que muchas veces nos perdemos por el camino a la felicidad, centrándonos demasiado en lo que creemos son los medios para conseguirla: dinero, fama, poder… ¿y todo para qué? Pues, ¡te voy a decir para qué!

Para tener un buen día. Sí, sí eso que te desea todo el mundo por las mañanas cuando vas a trabajar. Todo lo que deseamos tener es un buen día. Ese estatus que tanto ansiamos tener nace de querer llegar a ese día en el que podrás dedicarte a ser feliz y disfrutar. Pero claro, para eso necesitas dinero, trabajar y esforzarte mucho para que llegue, ¿no?

Tú mismo puedes comprobar que muchas de las cosas que harías una vez tuvieras ese tan deseado estatus, sueldo, físico, cuenta corriente, etc., está ya en tus manos, y que la confianza y actitud que derivaría de lo material, puede ser emulada desde tu cabeza. ¡Qué guay!, ¿y cómo lo hago?

Para ello debemos entender primero de qué se compone la felicidad. Diferentes índices han intentado medirla, dividiéndola antes en factores que nos enseñan cómo enriquecer nuestra vida cuidando diferentes esferas de nuestro día a día. ¡Veámoslo!

Midiendo la felicidad: Happy Planet Index

“El Índice de Planeta Feliz mide lo que importa: el bienestar sostenible para todos. Lo que nos dice es, cómo de bien consiguen los países tener vidas largas, felices y sostenibles”

Tal y como comentábamos al final del artículo Cuando la felicidad es rentable, el estadístico Nick Marks definió 5 caminos a la felicidad que utiliza en la concepción del Índice de Planeta feliz, estos son: conectarse, activarse, sentir, aprender toda la vida y regalar. Podéis encontrar una descripción más detallada de estos factores de la felicidad en el artículo previamente citado.

Estos indicadores miden el bienestar que luego se multiplica por la esperanza de vida y la desigualdad de los recursos del país, y finalmente se divide por la huella ecológica que deja en su ecosistema para calcular el Índice de Planeta Feliz. Esta visión integral y sistémica del país se posiciona como un índice validado y que trasciende el cálculo de la felicidad.

En su página web, podemos acceder a los resultados obtenidos de los 140 países analizados en todo el mundo. Te alegrará saber que España, con una puntuación de 36 puntos, se encuentra en la 15ª posición del ranking global. Para acceder al resto de la información sobre España u otros países, así como realizar tu propio test individual de Índice de Planeta Feliz visita el siguiente link (sólo accesible en inglés):

Hecho con gran profesionalidad y consciencia no podíamos dejar de nombrar en esta ocasión el gran trabajo hecho por Marks que permite tomar otra perspectiva del desarrollo de los países a nivel mundial. ¿Lo celebramos?, ¿qué tal te va el 20 de Marzo?

El 20 de Marzo tienes una cita con la felicidad: Día internacional de la Felicidad

El 20 de Marzo se celebra internacionalmente el día de la Felicidad. La celebración de este día debe reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de toda persona y la importancia de su presencia en las políticas gubernamentales. Esta festividad es una iniciativa del Reino de Bután (país al este del Himalaya), que considera que la Felicidad Nacional Bruta (Gross National Happiness en inglés) es más importante que el Producto Interior Bruto. Pero, ¿qué es este índice de Felicidad Nacional Bruta?

Bután, Felicidad Interna Bruta

El término fue propuesto por Jigme Singye Wangchuck, rey de Bután desde 1972, como respuesta a las críticas de la constante pobreza económica de su país. Mientras que los modelos económicos convencionales observan el crecimiento económico como objetivo principal, el concepto de Felicidad Nacional Bruta se basa en la premisa de que el verdadero desarrollo de la sociedad se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo del desarrollo material y espiritual. Los cuatro pilares de la FNB son: la promoción del desarrollo socioeconómico sostenible e igualitario, la preservación y promoción de valores culturales, la conservación del medio ambiente y el establecimiento de un buen gobierno.

La FNB no posee una definición cuantitativa, de hecho, defiende que valores subjetivos como el bienestar son más relevantes e importantes que los valores objetivos como el consumo. Aunque este indicador no puede ser medido directamente, sí que podemos observar los factores que lo alteran. En el caso de la FNB, la medición se realiza a través de un cuestionario de 180 preguntas que considera 9 dimensiones:

Felicidad Nacional Bruta

Si haces un análisis sobre tu propio autogobierno (liderazgo), o en de tu familia, ¿cómo podrías potenciar tu felicidad según las enseñanzas del rey de Bután?

Ciertamente existen otras mediciones de la felicidad que nos dan pistas sobre cómo ser felices. ¿Me ayudáis a completar la lista?

Te deseo un muy buen día Lector y espero tus comentarios al post. Namaste.

Cristian Díaz Gifra. Alquimista de la Felicidad & Psicólogo en Humanas Salud Organizacional

Síguenos en Twitter Facebook. Participa en nuestro grupo de networking en LinkedIn

¿Te gustaría transformar tu organización en una Empresa Saludable?

¡Únete a Nuestra Comunidad!